¿Cómo diversificar tu negocio?

¿Cómo diversificar tu negocio?

¿Eres un emprendedor que solo tiene un producto o servicios? Esta es tu entrada ideal para conocer las claves para empezar a diversificar y generar otras vías de ingresos.

No te lo pierdas.

El error de confundir el producto (o servicio) con el emprendimiento

Hace poco, en un LIVE en que participé, me di cuenta de un error brutal que estaban cometiendo los emprendedores, aunque es más una confusión de términos. Ellos creen que su emprendimiento es el producto que están vendiendo.

Esto es un error porque debes crear una estructura, detrás de este producto, que se convierta en una empresa y que, a través de ella, puedas ofrecer diferentes productos o servicios.

Entonces, si tienes tu empresa o negocio, pero además tienes diferentes ingresos de la misma empresa, te será más fácil que pueda escalarlo. Aunque al principio puedas estar pensando: ¡Es que no sé cómo diversificar más! No te preocupes, aquí te comparto algunas claves para que empieces a hacerlo.

Ecosistema de marca: la metodología para diversificar ingresos

El ecosistema de marca no es más que saber de qué otras formas puedes monetizar tu producto o servicios. Llegado este punto, es necesario que te armes con papel y bolígrafo porque vas a hacer lo siguiente:

    1. Escribe en el medio de la hoja el nombre de tu empresa o marca.
    2. Ramifica las formas en que puedes sacarle provecho para generar más ingresos.

Seguro puede parecerte complejo, así que voy a dejarme mi ejemplo aquí con mi marca Soyleovidal.com. Yo diversifiqué (o ramifiqué) mis ingresos en:

      1. Asesorías.
      2. Cursos digitales.
      3. Academia digital: Efusión Emprendedor.
      4. Libro.
      5. Mentorías personalizadas.

¿Ves como de una sola marca salieron más vertientes? De esta forma, puedo generar ingresos de muchas otras partes.

Si no diversificas, todo se complica

Ahora bien, ¿qué sucede si me quedo con un solo tipo de servicio? Básicamente, se vuelve más complicado y más cuesta arriba tu negocio. Escalarlo puede ser un gran dolor de cabeza a largo plazo, pero no entres en pánico. Calma.

Cuando visualices este ecosistema de tu marca verás las vías potenciales de explotarla. Con eso no quiere decir que debes de empezar a promocionar ahora mismo; por lo contrario, te dará un plan de acción a largo plazo que puedes empezar a hacer o trabajar en ello.

Esto te lo digo porque es común que me digan ‘Uy, pero es que no sé como diversificarlo más’. Por eso, el primer paso y lo más importante es que empieces a aterrizar estas ideas y que ya sepas que, lo que tienes ahí, es un proyecto a futuro que vas a hacerlo realidad.

Los inicios desde cero son el mejor impulso para emprender

La primera vez que yo hice mi ecosistema de marca yo no tenía nada de esto que te mencioné antes, pero con el tiempo fui logrando cada una de ellas. Este ejercicio te ayuda a proponerte tus logros a futuro, empezar a crear objetivos orientados a hacerlos realidad.

Una vez tengas tu ecosistema de marca, pégalo en todos lados para que tengas este impacto diario y sepas que ese es tu norte. Este ejercicio es ideal para centrar ideas, incluso para tomar un rumbo certero hacia la evolución de tu negocio.

Además de poder lograr diversificar tus ingresos, llegas a lograr libertad financiera. Gracias a esto te puedes enfocar exactamente en lo que tienes que hacer. Recuerda que:

Si vas por la vida sin un objetivo claro, sin saber qué más hacer, y solamente enfocado en tener que vender productos, no vas a poder crear un emprendimiento detrás.

También puedes apuntarte a la versión video de esta entrada donde aprenderás a diversificar tu negocio. Aquí te lo dejo:

https://youtu.be/fowxAgDSDNo

Ahora es tu turno, ¿cómo vas a diversificar tu negocio a partir de ahora? Nos vemos en los comentarios.

¡Nos vemos la siguiente semana!

Deja una respuesta